Tres colectivas feministas nos unimos para ayudar a visibilizar la situación actual de muchas trabajadoras sexuales en el país y exigir a los gobiernos locales una respuesta inmediata que atienda sus demandas y necesidades.

Esta iniciativa no pretende avivar el debate entre abolicionistas y regulacionistas o “prosex” que durante muchos años ha existido al interior del movimiento feminista, por el contrario, como feministas creemos que a todas nos convoca la lucha por la vida y los derechos de las mujeres y por eso podemos hablar desde una misma base que son los derechos, derechos que buscan proteger y garantizar las vidas de todas, no desde nuestras creencias personales o morales. Sabemos que juntas somos más poderosas, que no es momento de reforzar estigmas y sí de sumar fuerzas para acompañar a las mujeres que hacen estos reclamos urgentes en el contexto de la pandemia.

Sabemos que para acceder a nuestros derechos no basta con que ellos existan, es imprescindible acabar con la sanción social. De igual forma, para denunciar cualquier situación de violencia o explotación sexual sin temor a ser criminalizadas, es necesario reconocer los derechos de los que son sujetas las trabajadoras sexuales y socializarlos para combatir los estigmas negativos que socialmente se refuerzan a diario, legitimando acciones violentas de actores que deberían estar para protegerlas como prestadores de servicios salud y la policía.

La estigmatización y revictimización de la población por parte de la fuerza pública nos tiene putas. Estamos putas por el abandono estatal, estamos putas por la violencia policial, estamos putas con la indiferencia de los gobiernos locales, estamos putas con la inoperancia de las decisiones de la Corte Constitucional en lo que respecta al reconocimiento de las trabajadoras sexuales como titulares de derechos humanos.

¿Qué podemos hacer nosotras además de emputarnos? Escuchar, amplificar, apoyar y seguir avanzando en un tejido de afecto y cuidado mientras exigimos al Estado que haga su trabajo. Este tejido de afecto y cuidado consiste en la entrega de kits de cuidado y prevención, entrega de auxilios de alojamiento y paquetes de alimentos. Para ello invitamos a todas las personas que se quieran sumar a donar en la medida que les sea posible a las siguientes cuentas:

Cuenta de ahorros Bancolombia Putamente Poderosas 34200000565 Cuenta de Nequi Putamente Poderosas 3193618582 Cuenta de Paypal para donaciones internacionales https://www.paypal.com/paypalme/putamente

Dona Aquí
Abrir chat