Mujeres que ejercen el trabajo sexual lideran un espacio de encuentro con la comunidad de los inquilinatos del centro de Medellín, allí el arte y la cultura se convierten en herramientas de transformación social

La contingencia sanitaria reveló una realidad que siempre había estado latente, muchos de los entornos familiares de las trabajadoras sexuales son precarios y violentos. Las condiciones sociales de los lugares donde viven muchas de ellas no son favorables, por lo que deben enfrentarse diariamente al hacinamiento y a la falta de espacios para el ocio y la recreación.

En PUTAMENTE PODEROSAS creemos en el poder del arte y la cultura como una poderosa herramienta de transformación social. Por eso, hemos liderado una campaña en seis inquilinatos del Centro de Medellín donde la lectura y la escritura son los pilares del programa.

Lo que más nos encanta de esta campaña es que está liderada por mujeres poderosas que hacen parte de este colectivo y que se han convertido en lideresas y promotoras culturales en sus propios espacios comunitarios. Allí realizan actividades dirigidas a niños, adolescentes y adultos.

Desde Putamente Poderosas buscamos acompañarlas con formación básica en Promoción Cultural, esta formación está a cargo de una Promotora de Lectura y Cultura del colectivo, para así desarrollar una comunicación más cercana con ellas.

Dona Aquí
Abrir chat